¡¡HAGAN SUS APUESTAS SEÑORES!!

              La mayoría de los actores políticos, empresarios, académicos, contadores, estudiantes y un sinfín de personas más, juran y perjuran que Arturo Núñez Jiménez y Martha Lilia López Aguilera no van a ser tocado ni con el pétalo de una flor, empero, hay quienes sostienen, que, si el gobierno de Adán Augusto López Hernández no actúa apegado al Estado de Derecho, el costo político a pagar va a ser enorme.

            Los primeros basan sus expectativas, que después de la exoneración de Andrés Manuel López Obrador en su reciente visita a Tabasco, en donde sostuvo que la Federación no va a presentar demandas en su contra, está en chino que el gobierno local se atreva a proceder en detrimento de la pareja infernal, que dejo las finanzas tronadas, quebradas.

            Que a lo mucho que se van a atrever, para taparle el ojo al macho, es a proceder legalmente contra los ex secretarios de Salud, Educación y de la SDET, Rommel Cerna Leeder, Ángel Solís Carballo y David Gustavo Rodríguez Rosario, respectivamente, y algunos otros “chivos expiatorios” de poca monta.

            Los menos, aseguran que el mandatario va rigurosa y estrictamente a aplicar la ley, no solo por el revés político-electoral que pueda sufrir Morena en las elecciones intermedias de 2021, sino toralmente por las denuncias públicas que han hecho al respecto, sus funcionarios y él mismo.

            En las que una y otra vez, han acusado de corruptos a la administración “núñista”.

            Al menos, claro está, que quieran quedar como blandengues, mentirosos y mercenarios de la justicia.

            Lo cierto, es que luego de la inesperada y sorprendente vaticino del paisano en su conferencia mañanera, está entrampados, los metió en la boca de lobo.

            Y es que el grueso de los tabasqueños, y avecindados aquí, están pidiendo no nada más la cabeza de los sinvergüenzas y pillos de Arturo Núñez Jiménez y Martha Lilia López Aguilera, sino de todos los que utilizaron el erario para enriquecerse, a costa del bienestar de la población.

            Desde luego, que, en este peligroso entramado, los diputados, y capitalmente los que integran la Comisión de Hacienda Primera van a jugar un rol estelar, si es que realmente existe la división de Poderes y quieren políticamente sobrevivir.

            Hay del legislador que se atreva a votar a favor de la cuenta pública de 2018 del Ejecutivo, no se la van a acabar, cachetes les va a ser falta, sobre todo luego de que el Fiscal a modo entregó pruebas del fraude millonario (más de tres mil millones de pesos) que grotescamente cometió el desgobierno pasado.

            Si estuviéramos realmente viviendo en un Estado de Derecho, Arturo Núñez Jiménez y Martha Lilia López Aguilera y demás ladrones, no tuvieran resquicio alguno para escaparse de la ley, pero como “política sigue matando a derecho,” cualquier cosa puede ocurrir.

            Mientras tanto, hagan sus apuestas.

            La moneda está en el aire.

 

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

 

La presidente de la Mesa Directiva del Senado, Mónica Fernández Balboa, hace muy bien en placearse, su llegada no fue nada aterciopelada.

El desaseo político fue brutal.

No sé si su líder Ricardo Monreal Ávila lo hizo a propósito para evidenciarla, pues un político con su experiencia, no comete los errores de parvulito que realizó.

O de plano, menospreció a su homólogo y correligionario Martí Batres Guadarrama.

El caso es que la tabasqueña pagó su noviciado político.

Lo bueno es que tiene todo el tiempo del mundo, para demostrarle a sus opositores, que es una paisana inteligente, sagaz y audaz.

Y qué bueno, que ya inició una campaña política y mediática para limpiar su imagen.

Bastante falta le hace.

 

Núñez1