“AVE DE TEMPESTADES”

El gobernador Adán Augusto López Hernández no se equivocó ayer cuando afirmó: que el edil de Centro, Evaristo Hernández Cruz, es “ave de tempestades”.

En efecto, eso es el alcalde del municipio más importante del Estado de Tabasco. Además de controvertido, polémico, obcecado, atrevido y audaz.

Es un político sui generis, ni duda cabe.

Como todo actor político, tiene defectos y virtudes, aciertos y desaciertos, al fin y al cabo, ser humano, como usted y yo.

En contraste a la mayoría de los presidentes municipales, que equivocadamente optaron, “nadar de a muertito”, para no meterse en problemas de ninguna índole, y menos políticos y mediáticos, el dos veces munícipe de Centro, prefirió: “tomar al toro por los cuernos”.

En pocas palabras. jugarse su capital político.

Decidió cambiarle el rostro al municipio que gobierna, a través de obras necesarias, prioritarias, impostergables y novedosas, en las que se vean beneficiados el mayor número de sus gobernados, como la que su administración realiza en los alrededores del mercado “José María Pino Suárez” y en pleno Tabasco 2000.

Lo que sus acérrimos adversarios han aprovechado para denostarlo, calumniarlo y desprestigiarlo, para ir -según ellos- minando su futuro político. Están conscientes de que si Evaristo Hernández Cruz entrega buenas cuentas, mejores que la primera vez que gobernó, va a convertirse en mediano y largo plazo en un severo dolor de cabeza.

Esta es la causa central de los ataques de mala leche que recibe por diferentes flancos.

Como en todo, ha habido y hay algunas críticas de buena fe.

Lo que más los tiene molestos, encabronados y algunos hasta fuera de sí, es que una y otra vez, el inquilino de la Quinta Grijalva ha salido a respaldarlo públicamente, tal y como sucedió durante la reciente entrevista con Emmanuel Sibilla Oropeza.

Que significó un balde de agua fría o, mejor dicho, helada para sus sistemáticos detractores y contestatarios.

Los mismos que corrieron la versión de que Evaristo Hernández Cruz no gozaba del apoyo del mandatario estatal, empero, los hechos han demostrado que la realidad política es muy distinta.

Seguirá siendo el blanco preferido de quienes están empecinados, con razón o sin ella, en ponerles vanamente obstáculos a sus legítimas expectativas políticas, pero no van a ablandarlo.

Es de los políticos acostumbrados a remar en contra, de los que no tan fácilmente se vencen, de los que ha logrado levantarse de la lona.

Su biografía política lo avala.

Y en esta ocasión: ¿por qué va a ser la excepción?

Quizás por ello: “es ave de tempestades”, como bien lo definió el one.

 

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

 

El diputado Nicolás Bellizia Aboaft está que no cabe de alegría, ¡y cómo chingaos no!, si le entregó a su líder Rafael Alejandro Moreno Cárdenas buenísimas cuentas en Guanajuato y San Luis Potosí (fue el responsable político-electoral de esas entidades durante la elección del pasado domingo).

Por si fuera poco, ganó la alcaldía que gobernó en el sexenio de Manuel Andrade Díaz, pues sus operadores políticos centlecos también triunfaron en Centla, en donde sus correligionarios Francisco Herrera León y Aquiles Reyes Quiroz no pudieron con el paquete.

No es el único legislador contento, sus otros homólogos cumplieron lo que habían prometido a quien en unos días más asumirá oficialmente la dirigencia nacional del PRI nacional.

No pueden ocultar la felicidad de saberse ganadores, de haber coadyuvado a la anunciada derrota de Ivonne Aracely Pacheco Ortega.

 

Evaristo1