CONSUMADO MITÓMANO

Durante la entrevista de anteayer en conocida estación de radio, al   senador plurinominal de Morena y ex líder del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRP), Napoleón Gómez Urrutia, solo faltó que se diera golpes de pechos, para que nos convenciera de que no es pillo de siete suelas.

Definitivamente, Santa Teresa de Calcuta, se quedó chiquita ante el autoexiliado en Canadá por un fraude multimillonario.

Resultó ser un hombre decente, honrado, bondadoso, bonachón, humanista, impecable, casi casi un Santo. Hay que pedirle fervorosamente al Papa Francisco que lo beatifique.

           El mitómano y cínico de Napoleón Gómez Urrutia son de los politiquillos que siguen pensando que el pueblo de México continúa “amarrando a los perros con longaniza”, de que nos creemos a pie juntillas, todas las sartas de pendejadas, estupideces y asquerosidades que salen de su boca.

A poco creyó que los tabasqueños, y avecindados aquí, nos tragamos el cuento de que durante su exilio fue mantenido, junto con su familia, por el sindicato que asaltó a mano armada y por otros de corte internacional.

Misa podrá decir, pero lo sinvergüenza y pillo nunca se lo va quitar. Así vaya a cientos de entrevistas. El pueblo mexicano lo tiene bien catalogado como un sujeto de la peor ralea, como tienen a Enrique Peña Nieto y como nosotros tenemos a Arturo Núñez Jiménez.

El que la 4T lo haya no nada más exonerado -como a muchos otros delincuentes- de todas las corruptelas que cometió en detrimento de sus agremiados, y por las que vivillamente salió huyendo, no lo exime de ninguna responsabilidad.

De verdad, qué hay que joderse con estos politiquillos, que mienten a raudal, para justificar sus escandalosas y descaradas fechorías y fortunas.

Por si faltará más, ahora resulta que Napoleón Gómez Urrutia está decidido a convertirse en el nuevo ex tinto líder charro, Fidel Velázquez Sánchez, mediante la creación de la Confederación Sindical Internacional Democrática (CSID).

Y no lo dudo, pues el mezquino economista egresado de la UNAM y con posgrado por la Universidad de Berlín, Alemania, es un saco de mañas.

Imagínense, convenció en un santiamén de su inocencia a Andrés Manuel López Obrador, tal y como radiofónicamente trató de hacerlo con la población local en días pasados.

De qué es hábil, audaz y taimado, nadie se lo discute, como tampoco está a discusión de que es un ramplón gánster sindical.

 

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

 

Será el sereno o será la noche, pero a cómo transcurre los días, semanas y meses, crece la decepción hacia el gobierno en todos los sectores de la población.

Y es que en materia de inseguridad pública y desempleo la percepción sigue siendo adversa.

Los asaltos en sus diversas modalidades y las ejecuciones son el desayuno de todos los días.

Sigilosamente constructores tabasqueños están quejándose de que anda muy mal las cosas en la secretaría de Ordenamiento Territorial y Obras Públicas que preside Luis Romeo Gurría.

El suelo no es parejo, aseguran.

Hay favoritismos en las obras, al grado tal, que, hasta el ex titular de la SOTOP, Luis Armando Priego Ramos (hágame usted el rechingado favor) se ha visto beneficiado.

Sin omitir, de que el material que se está usando en los caminos, es de pésima calidad, verbigracia, la grava.

Así que si a la vuelta de algunos meses, comienzan a deteriorarse, como ha ocurrido en otros gobiernos, ya conoce la causa.

Lo bueno…es qué todavía están a tiempo de corregir.

Y no es la única dependencia con problemas serios, hay otras en las que los encargados, no están dando los resultados esperados.

 

Napoleón1