¿Y LOS PILLOS?

Ensimismado en tanta matazón y cortinas de humos para distraer la atención de los graves problemas económicos y sociales por los que desde hace algunos años atraviesa el Estado de Tabasco, y que ahora se han acentuado, la gente no deja de preguntarse qué va a ocurrir con los ex funcionarios que saquearon la hacienda pública, no solo federal, sino estatal y municipal.

La sospechosa muerte del ex secretario de Finanzas del gobierno núñista, Amet Ramos Troconis, no exonera de delito alguno, como muchos piensan, legalmente a ninguno de los ex servidores públicos.

El que muy arriba se haya tomado la absurda decisión de no proceder jurídicamente contra el ex gobernador Arturo Núñez Jiménez y su voraz cónyuge Martha Lilia López Aguilera, no debe ser obstáculo para castigar con todo el peso de la ley, a los demás pillos, que usaron y desviaron el presupuesto para beneficio propio.

Ángel Solís Carballo, Rommel Franz Cerna Leeder, Alicia Guadalupe Cabrales Vázquez, David Gustavo Rosario Rodríguez, Jorge Javier Priego Solís, Lucina Tamayo Barrios, entre otros, muchos más, no deben de correr la misma suerte, ni de su patrón Núñez Jiménez ni de su esposa.

Si se les comprueba fehacientemente que robaron, simple y sencillamente que los metan a la cárcel, y sanseacabó. Allá es donde merecen ir a parar por ladrones.

Si, por el contrario, todo fue una vulgar estrategia política y mediática de la actual administración, como sucedió con Núñez Jiménez en torno a Andrés Rafael Granier Melo, para tratar de ocultar las deficiencias de su desastroso gobierno, que lo llevaron a ser calificado, como el peor mandatario de la entidad, va políticamente a revertírsele.

Si de algo está plenamente convencida la población es que el anterior gobierno los saqueó sin consideración, sin lástima.

Todos fuimos testigos en el pasado diciembre de las movilizaciones y presiones de miles de burócratas que tuvieron que salir a las calles para que el anterior gobierno les pagará lo que por ley les correspondía.

El propio discurso oficial morenista lo denunció y continúa haciéndolo.

Si no se castiga a nadie de los culpables que se llevaron la billetiza en el sexenio anterior, el costo político que va a tener que pagar en las urnas el partido en el gobierno, va ser ejemplar en el 2021.

Más si los complejos problemas de ahora, como la exponencial inseguridad pública y el abrumador desempleo, siguen complicándose.

Si se impone la impunidad, como otras tantas veces en la historia política local, el gran perdedor va ser el gobernador Adán Augusto López Hernández.

Y no creo que el mandatario quiera ocupar el lugar deshonroso de su antecesor.

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

 

            No solo la secretaria de Movilidad, Egla Cornelio Landero, tendrá que emplearse a fondo, también la directora de la Policía Estatal de Caminos, Julissa Riveroll Ochoa está obligado a ello, el transporte continúa siendo un caos, un desmadre.

Los prestadores del servicio público, piratas o no, siguen haciendo de las suyas.

La piratería sigue aumentando.

No respetan absolutamente nada, siguen siendo los amos de las avenidas y calles.

Las leyes y las normas que regulan el transporte público se las pasan por debajo de los testículos.

La guerra en contra del edil de Centro, Evaristo Hernández Cruz, a todo lo que da.

Sus acertadas acciones en la capital tabasqueña molestan, incomodan a sus adversarios políticos.

A diferencia de otros alcaldes, su trabajo sobresale. Y está a la vista de todos.

Imposible eclipsarlo con golpes bajos, como los que hemos visto en los últimos días.

 

ArturoMartha1-3